Feria

Los vecinos de la calle Tientos celebran su particular Feria 2020

Los vecinos de la calle Tientos celebran su particular Feria 2020

Las restricciones de movilidad del estado de alarma no impiden a los carmonenses celebrar su «Feria particular»

Nada ni nadie, mucho menos la pandemia del coronavirus (COVID-19), iba a impedir celebrar lo que más le gusta a muchos carmonenses, su feria. Desde adornar las calles con farolillos, hacer de sus casas sus propias casetas o incluso en el caso de los más originales, como los vecinos de la calle Tientos, llevar a cabo su particular feria, con cena de «pescaíto» y alumbrado incluido. Todo dispuesto, ni la lluvia ni el frío impidieron que estos vecinos iniciaran su particular feria en casa.

Detrás de la fachada número 14 de la Calle Tientos, se encuentre la artífice de esta iniciativa. Se llama Chari y este año ha decidido recrear la feria en su calle con la ayuda de todos sus vecinos.

Chari cuenta que a ella se le ocurrió esta iniciativa fruto del aburrimiento durante el confinamiento, pero no fue hasta que se la comentó a sus vecinos cuando verdaderamente comenzaron a desarrollarla. A partir de ahí, crearon un grupo de WhatsApp y con las opiniones e ideas de todos fueron dándole forma a su particular feria.

Para el adorno de las calles encargaron los farolillos y las banderitas en «Paco Vago» y con pliegos de papel rojo hicieron las flores que colgarían desde sus ventanas. Desgraciadamente, el temporal no les ha dado tregua y han tenido que ir agudizando
el ingenio a medida que venían nuevas lluvias, lo que ha hecho que terminasen plastificando los farolillos y las banderitas y sustituyendo las flores de papel por flores de plástico.

Como en toda feria que se preste, en esta tampoco podía faltar el tradicional alumbrado de la portada y en esta calle todos los vecinos contribuyeron a que este se hiciera posible. «A las diez de la noche cada uno con las luces de navidad, bombillas, faros… con cualquier cosa que hemos tenido. Todo ha sido de fabricación casera», explica Chari.

Tal ha sido la repercusión, que la calle, como señalaba otra vecina, se ha convertido en «una verdadera feria» y ayer, cientos de curiosos quisieron acercarse hasta allí para ser testigos de todo lo que tenían montado. «La gente, yo no sé si por la situación que estamos viviendo de estar encerrados, pero esto ha sido lo más grande. Anoche ya comimos chocolate con churros y todo». Explica así Mari Loli, vecina del número once, la buena acogida que tuvo la iniciativa por parte de todos los vecinos. Además, añade que gracias al confinamiento y a todas las horas que han pasado en casa, se ha desarrollado entre ellos esa unión vecinal y esa hermandad que anteriormente no tenían. «Y eso es bonito», recalca.

«Aquí se vivió todo como si estuviésemos en feria, todo el mundo en sus cocheras comiendo «pescaíto»; el alumbrado se celebró a las diez; las sevillanas a toda voz, la gente bailando en la calle y todos arreglados para la ocasión», responde así Ana, vecina
del número cinco, cuando se le pregunta por cómo habían celebrado los vecinos su particular noche de «pescaíto».

Tal ha sido la repercusión que ha tenido la iniciativa que incluso el alcalde de la ciudad, Juan Ávila, a través de su Facebook, se ha hecho eco de la noticia y ha felicitado a todos los vecinos por adornar las calles con farolillos y mantones, así como les agradece que mantengan la alegría de la feria.

Por su parte, los compañeros de TV Carmona también se han acercado hasta la calle para proponer a los vecinos participar en un reportaje audiovisual al que todos debían acudir ataviados como si fuesen a pisar el mismísimo albero del Real. Como era predecible, la respuesta no se hizo esperar y todos han accedido encantados. Todo la persona que quisiera participar debía vestirse de flamenca para la tarde del jueves.

Pero no todo iba a quedar en una simple cena de «pescaíto» o decoración simbólica. Estos ocurrentes vecinos ya amenazan con volver el fin de semana con un posible «paseo de caballo» y finalizar el domingo con los tradicionales fuegos artificiales. Hasta
entonces, habrá que esperar para saber hasta dónde son capaces de llegar estos vecinos por recrear su feria con el máximo lujo de detalles.

Marta, otra vecina de la calle, sorprendida por la repercusión que ha tenido su particular feria y la excentricidad de la situación concluía así: «a mí esto me lo llegan a haber contado el día que me comí las uvas, y yo te lo juro que creo que esto es una cámara oculta».

No sólo los vecinos de esta flamenca calle han sido los únicos que han querido explotar su espíritu feriante. Otras muchas casas y calles de diferentes barrios de Carmona también se han adornado con mantones y farolillos para la ocasión. Gran culpa de todo
ello se debe a la iniciativa «La feria en casa», promovida por el Ayuntamiento a través de la Delegación de Fiestas con la que se animaba a todos los carmonenses a compartir fotografías y videos de sus casas adornadas y ataviadas con motivos feriales.

Asimismo, las redes sociales también fueron testigos de cómo muchas familias, aprovechando la oportunidad de reunión que permite la fase 1 de la desescalada, se reunieron para pasar un rato en familia y celebrar su particular noche de «pescaíto».

Una vez más, los carmonenses demuestran estar a la altura de las circunstancias y enseñar al resto de España cómo es posible vivir una feria y pasarlo bien sin salir de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *